Buscar este blog

sábado, 24 de marzo de 2018

"El color de los secretos" de Lindsay Ashford

Algunas historias demuestran que el amor no distingue colores, no entiende de fronteras, ni sucumbe al paso del tiempo.

Esta es la historia de Eva. La mujer que cree perder a su marido durante la Segunda Guerra Mundial. La misma que cree encontrar al amor de su vida en Bill, un soldado afroamericano que desaparece para participar en el Día D.

A Eva la vida le impone la dura prueba del silencio cuando debe esconder el sufrimiento de una tragedia y criar sola a una niña mestiza en el entorno racialmente hostil de la posguerra británica. Pero Eva aprende a esquivar todas las preguntas. Todas menos las de su hija. A ella no puede ocultarle secretos.



Un libro romántico con toques de drama y basado en hechos reales, en historias verdaderas de mujeres que se enamoraron de soldados afroamericanos durante la II Guerra Mundial, y de los niños fruto de estas relaciones; niños que sufrieron el racismo y el odio a los diferentes.

La historia es primero la de Eve, una joven inglesa, con el marido desaparecido en combate en circunstancias que hacen presuponer su muerte, que conoce y se enamora de un joven negro, soldado de Intendencia del ejército americano. Ya entrados en la historia, esta pasa a ser la de Louise, la hija fruto de esta apasionada relación y su vida en un mundo que no acepta las relaciones interraciales, los mestizos, los diferentes.

En lo que se refiere a reflejar estas historias de amor prohibido, de racismo, el libro me parece un fiel reflejo de la época. Un soldado discriminado por el propio ejército; son reclutas o voluntarios, pero no pueden mezclarse con los soldados blancos; van a la guerra pero como cocineros, para que no se mezclen ni siquiera en las trincheras. Más de uno fue ahorcado por violación, tras quedar la chica blanca embarazada tras un flirteo amoroso; no digo que no hubiera violaciones, pero según tengo entendido sólo los negros terminaban ahorcados. Niños mestizos nacidos de estas relaciones son en la post-guerra y más tarde rechazados por una sociedad cada vez más racista; los mismos que antes daban la bienvenida a los soldados durante la guerra, aunque fueran negros, ahora los rechazan por su raza.

Pero..... el libro se pierde en dramas sin sentido; personajes que aparecen en escenas forzadas sólo para dar más drama a la historia; un drama que no era necesario, y que desmerece el resto de la trama.



No hay comentarios:

Publicar un comentario