Buscar este blog

domingo, 11 de noviembre de 2018

"Colisión" de M. Gambin

El mayor superpetrolero del mundo, el Rossia, propiedad de la compañía rusa Rosfnet, realiza su viaje inaugural desde los astilleros de Shanghái alrededor de África, tras cargar sus tanques en Irán. Su tamaño le impide cruzar el canal de Suez, por lo que debe doblar el cabo de Buena Esperanza. En su viaje realiza descargas simbólicas en refinerías de compañías amigas. Tras una parada en Durban, el siguiente puerto de escala es Santa Cruz de Tenerife.
A la llegada del coloso de los mares a Canarias, las autoridades y la prensa son invitadas a una recepción a bordo. Ese mismo día, un grupo de terroristas chechenos que ha embarcado dos tráileres cargados de nitrato de amonio provenientes de Marruecos en el ferry rápido que une Gran Canaria con Tenerife, tienen previsto secuestrar el barco a mitad de la travesía, lanzarlo a toda velocidad contra el superpetrolero y hacer que la carga de los camiones explote en el momento del impacto. El petrolero, la refinería y media ciudad están en peligro.
En el momento planeado, los terroristas se hacen con el barco a punta de pistola. Pero no han previsto una eventualidad: a bordo se encuentran Ariosto y su chófer Olegario. Y eso puede convertirse en un problema.


Libro protagonizado por los mismos personajes de la trilogía Ira Dei: el millonario Ariosto, su chófer Olegario, el inspector Galvan, la periodista Sandra, ….

Es de lectura amena, ágil, intensa, con toques de humor, con acción a raudales. Un libro de acción y aventuras como Dios manda.

"Cuando Susanah llora" de J. J. Castillo

Mientras el mundo se ve sumido en el caos, en un pequeño pueblo fortificado llamado Rotten, sus habitantes hacen frente al asedio de los muertos vivientes. 

Un policía retirado que ha perdido a su hija. Un capitán del ejército que no se resigna a dar por muerta a su familia. Un joven con el poder de hablar con los difuntos. Un sacerdote que trata de mantener vivas la fe y la esperanza entre sus feligreses. Gente. Todo un pueblo, que no encuentra el amor, entre el horror y la tragedia. 
Un grupo de supervivientes afrontando el tenso día a día, pendientes en todo momento de un bebé. Y es que, sin que nadie sepa la razón, el llanto de Susanah alerta de la llegada de los muertos. Pero un día Eva, la hija muerta de los Day, consigue llegar hasta su casa y…


Me ha dejado fría, no me ha inspirado tensión, miedo, o un interés especial en la trama. Salta tanto de un personaje a otro, que no llegas a empatizar con ninguno.

"Antes de septiembre" de Mario Escobar

El 13 de agosto de 1961, los berlineses se despiertan con la amarga noticia de la construcción del muro. Alzada por sorpresa y ante la indignación de medio mundo, la pared no solamente divide la ciudad en dos, sino que también separa a numerosas familias como la de Stefan, que se ve alejado de su mujer y su hija.

Stefan y unos amigos deciden cavar un túnel subterráneo, pero el riesgo es mayúsculo...


Llevaba tiempo esperando este libro, ya que este tema me interesa bastante sobre todo después de visitar Berlín hace unos años, y en cuanto pude lo compré, ya que parecía iba a ser una buena lectura.

Tal vez mis expectativas eran muy altas, demasiado altas; tal vez no era el momento; tal vez … Pero me he llevado una decepción. Me ha parecido un libro flojo, con poco trasfondo, y con recursos fáciles para aumentar el drama.

La introducción inicial que hace del tema del muro de Berlín es tan generalista y simplista que ya me puso sobre aviso. Copio literal: <<El Muro de Berlín fue una de las más grandes y duraderas de Europa. Los Países Aliados querían infringir un castigo ejemplar a los alemanes, dividieron su país, y la capital en cuatro sectores. Aquella división artificial se mantuvo, al menos en dos sectores, durante treinta y cuatro años.>>

Puedo entender que para un libro narrado, dirigido al público general, no se entre en profundidad en el trasfondo político y social del muro. Pero una cosa es no profundizar y otra cosa es tocarlo con "pinzas".

"Una educación" de Tara Westover

Nacida en las montañas de Idaho, Tara Westover ha crecido en armonía con una naturaleza grandiosa y doblegada a las leyes que establece su padre, un mormón fundamentalista convencido de que el final del mundo es inminente. Ni Tara ni sus hermanos van a la escuela o acuden al médico cuando enferman. Todos trabajan con el padre, y su madre es curandera y única partera de la zona.

Tara tiene un talento: el canto, y una obsesión: saber. Pone por primera vez los pies en un aula a los diecisiete años: no sabe que ha habido dos guerras mundiales, pero tampoco la fecha exacta de su nacimiento (no tiene documentos). Pronto descubre que la educación es la única vía para huir de su hogar. A pesar de empezar de cero, reúne las fuerzas necesarias para preparar el examen de ingreso a la universidad, cruzar el océano y graduarse en Cambridge, aunque para ello deba romper los lazos con su familia.



Una autobiografía dura, sincera, en la que la autora narra su infancia en las montañas de Idaho, en una familia dominada por un padre fundamentalista, que no cree en los médicos, los profesores, el gobierno y que está convencido de que se acerca el fin del mundo. Una vida en la que los niños no van al colegio, porque les lavan el cerebro; no acuden al médico ni al hospital, porque a saber qué les introducen en el cuerpo; en la que la mujer está supeditada al hombre, que sabe ponerlas en su lugar.

La lectura de este libro es difícil, no por el estilo que es directo, sin florituras ni recovecos, sino por el tema que trata. La historia de Tara te envuelve, te provoca una sensación casi claustrofóbica, porque aun después de haberse alejado de un ambiente destructivo, de haber conseguido doctorarse, Tara sufre las consecuencias de esta infancia "peculiar", no sólo en el sentido psicológico (que también lo hay, por supuesto) sino en la ruptura total con gran parte de su familia, que no sólo no acepta su decisión de estudiar, de no aceptar la "realidad", sino que la condena al ostracismo por ello.

sábado, 10 de noviembre de 2018

"Ritos de muerte" de Alicia Gimenez-Bartlett

La inspectora de policía Petra Delicado trabaja en el Servicio de Documentación de una comisaria de Barcelona. Un día, el inspector jefe la llama, le presenta al que será su subordinado, Fermín Garzón - un subinspector recién llegado de Salamanca -, y encomienda a ambos un caso de violación. Nada parece indicar que vaya a ser un caso complicado, aunque la única pista de que disponen es una marca que el violador ha impreso en el brazo de la víctima con algo así como una pequeña corona de pinchos, la cual produce una herida cuya forma recuerda una flor.


Primer libro protagonizado por Petra Delicado, una policía, ex-abogada, destinada al departamento de documentación y que por falta de personal es encargada de la investigación de unas violaciones. Si ya el caso de por sí es duro, lo es aún más cuando se enfrenta al machismo de sus superiores, compañeros y ciudadanos.

El libro está muy bien escrito, con una descripción de los personajes que te hace conectar con ellos desde el principio.

"El juego de la oca" de Fran J. Marber

Se pueden contar por miles los peregrinos que cada año recorren el Camino de Santiago con la intención de visitar al santo apóstol. Y lo hacen ignorando que ese sendero por donde ahora transitan perteneció siglos atrás a un oscuro ritual de sacrificios paganos. Lo que todos conocemos como El Juego de la Oca, ha logrado llegar hasta nuestros días bajo el formato de un inocente entretenimiento infantil, cuando en realidad lo que oculta es un ancestral rito iniciático que los antiguos maestros canteros medievales trataron de mantener vigente. Por tanto, cada una de sus siete pruebas: los puentes, la posada, el pozo, el laberinto, los dados, la cárcel y la muerte, ha existido y tiene una ubicación real en varios de los pueblos por donde transcurre la mítica “ruta francesa” que va desde Roncesvalles hasta Finisterre. En el año 1965 se produjeron en el norte de España una serie de misteriosos asesinatos que quedaron sin resolver. Unos crímenes que pudieron estar relacionados directamente con los sacrificios que el olvidado “Camino de las Ocas” exigía a quien osase transitarlo. Ahora, treinta años después, los hechos se repiten, y tendrá que ser un joven inspector de policía quien deba perseguir a la mente trastornada que tratará de revivir ese macabro juego. Siete pruebas, dos adversarios y un tablero de juego real. El juego ha comenzado…


Nunca el juego de la oca me ha causado escalofríos, hasta que he leído este libro. Un maravilloso thriller en el que un novato inspector se enfrenta a un peligroso peregrino que se dedica a cumplir las diferentes etapas de este juego, que suponemos infantil, y qué mejor modo de hacerlo que matando a personas aparentemente escogidas al azar.

Es un libro intenso, cuya trama te envuelve y atrapa cual laberinto del juego. Y con un final apoteósico.

"Los señores del tiempo" de Eva García Saenz de Urturi

Vitoria, 2019. Los señores del tiempo, una épica novela histórica ambientada en el medievo, se publica con gran éxito bajo un misterioso pseudónimo: Diego Veilaz.

Victoria, 1192. Diago Vela, el legendario conde don Vela, retorna a su villa después de dos años en una peligrosa misión encomendada por el rey Sancho VI el Sabio de Navarra y encuentra a su hermano Nagorno desposado con la que era su prometida, la noble e intrigante Onneca de Maestu.

Unai López de Ayala, Kraken, se enfrenta a unas desconcertantes muertes que siguen un modus operandi medieval. Son idénticas a los asesinatos descritos en la novela Los señores del tiempo: un envenenamiento con la «mosca española» ―la Viagra medieval―, unas víctimas emparedadas como se hacía antaño en el «voto de tinieblas» y un «encubamiento», que consistía en lanzar al río a un preso encerrado en un tonel junto con un gallo, un perro, un gato y una víbora.

Las investigaciones llevarán a Kraken hasta el señor de la torre de Nograro, una casa-torre fortificada habitada ininterrumpidamente desde hace mil años por el primogénito varón. Pero el reverso de tanta nobleza es la tendencia de los señores de la torre a padecer el trastorno de identidad múltiple, un detalle que arrastrará a Estíbaliz a vivir una arriesgada historia de amor.

Unai López de Ayala acabará descubriendo que Los señores del tiempo tiene mucho que ver con su propio pasado. Y ese hallazgo cambiará su vida y la de su familia.


Tercer y último libro de la serie de la Ciudad Blanca protagonizada por Kraken.

En este tercer tomo, la autora vuelve a mezclar pasado y presente. Pero esta vez el pasado es más remoto, en la Edad Media. Y ahí radica el "problema". Para poder cerrar la trama del pasado tiene que desarrollarla por su cuenta (no como en los anteriores libros que se acababa cerrando en la actualidad). Y para ello acabas leyendo dos libros alternando escenas: por un lado, la Edad Media con sus problemas intrínsecos de vasallaje, guerras y amores, y por otro el caso policíaco actual. Y como suele pasar cuando mezclas la lectura de dos libros, no te centras en ninguno, pierdes el hilo y se rompe la intriga.

Un libro que se deja leer, siempre que tengas paciencia para pasar de un relato histórico a otro de novela negra, pero que pierde la intensidad de los dos anteriores libros. En general, me ha decepcionado.