Buscar este blog

sábado, 15 de septiembre de 2018

"Antígona" de Sófocles

Antígona (Ἀντιγόνη en griego) es el título de una tragedia de Sófocles, basada en el mito de Antígona y representada por primera vez en 442 a. C. Antígona, personaje principal de esta obra, es también sobrina del rey Creonte gobernador de Tebas. Creonte impone la prohibición de dar sepultura a Polinices, alzado contra el Estado y muerto en lucha fratricida. Antígona, contraviniendo esas órdenes explícitas, arroja un puñado de tierra sobre el cadáver de su hermano, proporcionándole así un enterramiento simbólico. La valentía con la que afronta la situación contrasta con la actitud de su hermana Ismene, sumisa al poder establecido. Antígona, por su desobediencia, pagará con su vida, pero arrastrará a Creonte a la desgracia. Se plantea en escena el enfrentamiento entre el derecho humano y la ley divina, que nos lleva a una honda reflexión sobre el sentido y el destino de nuestra existencia. Sófocles (495 a.C. - 406 a.C.) fue un poeta trágico de la Antigua Grecia. Autor de obras como Antígona o Edipo Rey, se sitúa, junto con Esquilo y Eurípides, entre las figuras más destacadas de la tragedia griega.


Obra de teatro clásica del griego Sófocles. Nunca tan pocas páginas han dicho tanto.

"Arderás en la tormenta" de John Verdon

La tensión ha ido en aumento en White River. El inminente primer aniversario de la muerte de un motorista negro por el disparo de una policía local inquieta a una población económicamente deprimida y racialmente polarizada, enfrentada por discursos incendiarios, manifestaciones airadas y casos de incendios y saqueos.

La situación en White River se vuelve realmente tensa cuando se producen más muertes en lo que parece ser una escalada de venganzas. Sin embargo, cuando Gurney se pregunta por la verdadera naturaleza de todo este baño de sangre y se centra en aspectos peculiares de cada uno de los homicidios, el fiscal del distrito le ordena desvincularse de la investigación.

Obsesionado con los indicios que no corroboran la versión oficial de los hechos, Gurney decide actuar por su cuenta.


Sexto libro protagonizado por el policía David Gurney. Reconozco que no he leído los anteriores, pero no me he podido resistir y no me arrepiento.

Es un libro que mezcla de todo pero sin resultar caótico: racismo, asesinatos, corrupción, sensacionalismo, ambición... Una mezcla explosiva realmente.

En medio de una serie de disturbios raciales con origen en la muerte violenta de un joven negro a manos de un agente de la ley, un policía es asesinado por un francotirador. La situación se vuelve más volátil si cabe con policías y manifestantes enfrentados sin visos de llegar a un acuerdo. Es entonces cuando el fiscal del distrito acude a Gurney para que investigue y esclarezca todos los claroscuros de una situación empeorada por el sensacionalismo de un canal de televisión privado afecto a la más rígida derecha del panorama político.

El libro me ha encantado. Me ha tenido en vilo todo el tiempo, no por el caso en sí sino por todo el trasfondo social y político tan real como la vida misma.

"Si decido quedarme" de Gayle Forman

Mía tiene diecisiete años, un hermano pequeño de ocho, un padre músico y el don de tocar el chelo como los ángeles. Muy pronto se examinará para entrar en la prestigiosa escuela Julliard, en Nueva York, y, si la admiten, deberá dejarlo todo: su ciudad, su familia, su novio y sus amigas. Aunque el chelo es su pasión, la decisión la inquieta desde hace semanas. Una mañana de febrero, la ciudad se levanta con un manto de nieve y las escuelas cierran. La joven y su familia aprovechan el asueto inesperado para salir de excursión en coche. Es un día perfecto, están relajados, escuchando música y charlando. Pero en un instante todo cambia. Un terrible accidente deja a Mía malherida en la cama de un hospital. Mientras su cuerpo se debate entre la vida y la muerte, la joven ha de elegir si desea seguir adelante. Y esa decisión es lo único que importa.


Un libro emotivo, que te llega al alma.

Mia es una joven recién salida del instituto, que lo tiene todo: una familia que la adora y a la que adora, un novio genial, buenos amigos y un brillante futuro que empieza en la prestigiosa academia Julliard. Pero todo esto parece romperse con un terrible accidente de tráfico. Mia se debate entre la vida y la muerte, y debe decidir qué camino tomar.

Escrito de forma que mezcla el presente de Mia en coma en la cama del hospital con sus recuerdos y sueños, de forma que el lector se siente identificado con ella y siente en su propia alma el dolor, miedo y esperanzas de Mia.

"Los crímenes azules" de Enrique Laso

Los cadáveres de dos jóvenes hallados en la orilla de un lago de forma casi simultánea. Un condado cuyos habitantes guardan oscuros secretos. Un prometedor agente especial de la Unidad de Análisis de Conducta del FBI asignado al caso. Un crimen similar acaecido casi dos décadas antes... Enrique Laso nos deslumbra con su primera incursión en el género policíaco con una novela inquietante, cargada de suspense y misterio.
Tras vender cientos de miles de copias de sus libros en todo el mundo gracias al éxito de títulos como o Desde el infierno, Laso regresa con una novela fascinante que te agarra desde la primera página y que te mantiene atado a ella hasta su deslumbrante final.


Primer libro protagonizado por el criminalista del FBI Ethan Brush, nos encontramos con un investigador bisoño, más centrado en sus problemas personales que en el caso en sí, que se cree superior a todos y no acepta el valor de la experiencia y del trabajo en equipo hasta que le da en la cara.

Ethan Brush es un criminólogo recién salido de la academia del FBI, que tras un fulgurante éxito en su primer caso, se encuentra en un pueblecito de "mala muerte" con un caso que parece que no es capaz de resolver. Una joven promesa más centrada en sí mismo que en el caso, que no sabe trabajar en equipo y se cree superior a los agentes locales, a los que considera pueblerinos.

Creo que no se ha notado nada que le he cogido manía, tirria, casi odio al protagonista. No se ha notado nada de nada. Y es que me he pasado el 90% del libro "gritándole" quién es el asesino y cuál es el móvil. Una cosa es que intuyas quien es pero la historia te envuelva tanto que no te impide disfrutar el libro. En este caso, me daban ganas de darle de cachetadas a ver si despertaba; ¡qué estaba clarísimo!

Y con la historia personal me ha acabado de rematar. Me ha parecido demasiado "pastel", demasiado sentimiento, y una resolución (de ese tema, quiero decir) un tanto "ñoña". Es la típica escena de libros infantiles/juveniles de los de Enid Blyton, y como que me chirriaba.

Eso sí, el autor ha conseguido despertar emociones en esta lectora, negativas pero emociones al fin y al cabo. Quiero creer que es lo que quería hacer: mostrar un investigador inmaduro que necesita que le golpeen la cara (metafóricamente) para madurar no sólo como agente sino como persona.

sábado, 8 de septiembre de 2018

"Demonios familiares" de Ana María Matute

El último regalo de una autora inolvidable. Demonios familiares es una historia de amor y culpabilidad, de traiciones y amistad, al más puro estilo de la autora. Transcurre en una pequeña ciudad interior española en 1936, con una protagonista femenina que pronto será inolvidable.



Una familia desestructurada, una casa llena de silencios y de secretos, y el despertar a la madurez de una joven tras los primeros golpes de la guerra civil.

Maravillosa lectura que me ha dejado impresionada. Al contrario de lo que me suele suceder en otros libros de temática similar, este me atrapó desde la primera página, y lo acabé en un suspiro. Ultimo libro de la autora, quedó inconcluso, no siendo esto óbice para que se convierta en una de sus obras más recomendables.



viernes, 31 de agosto de 2018

"Asesinato en el laberinto" de J.J. Connington

La finca de Whistlefield es famosa no solo por su belleza, sino también por el laberinto vegetal que diseñaron sus primeros propietarios. El recorrido, delimitado por altos setos que se entrecruzan en caminos sin salida o que regresan al punto de partida, conduce a dos centros distintos en los que un cómodo banco recompensa a quienes logran alcanzar la meta. Y es allí donde, en una calurosa tarde de verano, aparecen los cuerpos sin vida de Roger Shandon —el dueño de la heredad— y de Neville —su hermano gemelo y conocido abogado—, ambos asesinados con la misma arma: un dardo impregnado de curare. Dado que todos los miembros de la familia, los únicos capaces de orientarse en el laberinto, parecen tener una sólida coartada, serán necesarias una mirada aguda y una inquebrantable profesionalidad para averiguar quién ha cometido el extraño doble crimen. Cualidades que, inteligentemente disimuladas bajo una apariencia anodina, el jefe de policía Sir Clinton Driffield posee en extraordinaria medida.



Primer libro protagonizado por Sir Clinton Driffield, un jefe de policía muy parco en explicaciones, que como dice un personaje "... perdiste la oportunidad de conseguir un buen trabajo cuando las Sibilas se quedaron sin negocio [...]. Podrías haberles escrito sus libros con el más apropiado de los estilos. Eres un maestro antiguo en el arte de aparentar que dices algo importante cuando no estás diciendo nada en absoluto."

Un libro policíaco al estilo clásico: mansión donde se ha cometido un crimen, el investigador viene a la casa, familiares algo problemáticos y trabajadores misteriosos. Pero no me ha terminado de convencer. Me ha dejado fría. No conseguía introducirme en la trama, no me sentía intrigada. Un libro que pasará al olvido en poco tiempo. Como mucho, entretenido sin más.

jueves, 30 de agosto de 2018

"El hombre en el castillo" de Philip K. Dick

La Segunda Guerra Mundial ha terminado en 1947, siendo los Aliados derrotados por el Eje. Los Estados Unidos han sido invadidos y consecuentemente divididos entre japoneses y alemanes, del mismo modo que Alemania tras su derrota en el «mundo real».
Un autor que se acerca a un escenario como el propuesto se enfrenta al problema de describir cómo sería el mundo si los nazis hubieran ganado la guerra. Dick opta por trazar a grandes rasgos la brutalidad nazi llevada al mundo entero, e incluso al espacio exterior, y elige centrarse preferentemente en la cotidianidad de los americanos derrotados dentro de una cultura japonesa victoriosa.
La acción se desarrolla en 1962 en la costa Oeste de los que otrora fueran los Estados Unidos, ahora PSA, Pacific States of America, zona de influencia japonesa. Los nativos son ciudadanos de segunda clase a pesar de que su cultura es admirada por los vencedores, a tal punto que uno de los mejores negocios es la venta de auténticas antigüedades americanas, como relojes de Mickey Mouse. Este mundo nos es descrito a través de las vidas de Robert Childan, Frank Frink, su ex-esposa Juliana, y Nobusuke Tagomi, saltando la narración constantemente de un personaje a otro.
La trama gira alrededor de tres cuestiones que se tocan por momentos: el comercio en torno a las antigüedades americanas y la valoración que los japoneses hacen de ella, la misión del Sr. Baynes, llegado de Europa, para entrevistarse, con fines aparentemente comerciales, con el Sr. Shinjiro Yatabe, y un extraño libro, censurado por los nazis, que describe a los Aliados victoriosos, escrito por un tal Hawthorne Abendsen, el Hombre en el Castillo al que alude el título.




Un libro que es un claro ejemplo de ucronía, en el que el autor recrea lo que pudo haber sido si un hecho histórico hubiera resultado en otro sentido del realmente acaecido. En este caso, el autor describe un mundo en el que Alemania y Japón ganaron la guerra.

Lo primero es alejar falsas expectativas. Si os esperáis un libro que trate de resistencia, organizaciones clandestinas que luchan contra el invasor nazi/nipón, este no es el caso. Esta obra es una especie de tratado psicológico de los personajes y de las distintas facciones que componen la política mundial.

Alemania y Japón ganaron la guerra y se dividieron el mundo entre los dos. Rusia y Occidente para Alemania; China, Oceanía y el Pacífico para Japón. Y Estados Unidos dividido entre ambas potencias: el este para alemanes, el oeste para nipones, con sólo unos estados en las montañas rocosas si no independientes si algo autónomos como colchón entre ambos.

La zona dominada por Alemania está gobernada férreamente por el pensamiento nazi, con una limpieza étnica al milímetro y todo pensamiento gobernado por los autócratas de Berlín. Un gobierno feroz, implacable, pero que está en plena crisis tras la muerte del canciller Bormann.

La zona dominada por Japón es una sociedad altamente jerarquizada, donde los japoneses son en todo momento superiores a los blancos americanos y aun con una policía secreta implacable, la Kempetai, su forma de gobierno es más de puño de hierro en guante de seda. Más mano izquierda, más sutil incluso. Una forma de gobierno casi paternalista, en la que los americanos son los nativos que tratan de contentar al hombre amarillo.

Y dentro de este panorama político-social, Dick nos presenta varios personajes de lo más variopinto: unos americanos que han perdido el orgullo nacional, donde ese espíritu de lucha que tanto les gusta mostrar en las pelis parece haber desaparecido y haberse convertido en unos súbditos del poder nipón; un jerarca japonés fuertemente influenciado por sus creencias budistas y que ve peligrar su fe y equilibrio zen; un misterioso hombre de negocios sueco que no habla sueco; una joven americana atemorizada pero decidida y un peligroso camionero italiano con un gran secreto. Pero sobre todo, el protagonista es un libro "La langosta se ha posado", una ucronía dentro de otra, que muestra un tercer final alternativo a la guerra.

Un libro que si no entretenido sí resulta interesante, aunque la parte en la que empieza hablar del I Ching (El libro de los cambios), una especie de biblia que siguen los personajes, se hace un poco árida.