Buscar este blog

sábado, 16 de abril de 2016

"Tres abuelas y un joyero de ida y vuelta" de Minna Lindgren

Siiri, Irma y Anna-Liisa son tres viudas de noventa años residentes en El Bosque del Crepúsculo, un centro privado de apartamentos para la tercera edad de Helsinki que bajo su apariencia de nidito acogedor para personas mayores resulta un lugar un tanto siniestro. En esta ocasión las abuelas ven su vida convertida en un infierno por unas obras interminables. El ruido es ensordecedor, en las paredes surgen agujeros, las cosas desaparecen y los residentes tienen que usar inodoros portátiles.

A las protagonistas no les queda más remedio que mudarse a un apartamento compartido, donde sus costumbres y manías no harán la convivencia nada fácil. Las ancianas comienzan además a darse cuenta de que las obras de su residencia son bastante sospechosas y pueden encubrir otras actividades criminales. Cuando los misterios comiencen a resolverse las amigas descubrirán que en esta vida poca gente está tan libre de culpa como parece.


Segundo libro de la trilogía de las tres abuelas. Es el que más me ha gustado de los tres. Me ha hecho sonreír varias veces, y Sirii cada vez me cae mejor.

Aquí las tres protagonistas, junto con algún compañero de residencia más, se van a vivir juntos a un piso (comuna, como lo llaman ellos), debido a unas obras en el geriátrico. Y aquí sale como es cada uno realmente; ya se sabe que si quieres conocer a alguien a fondo, hay que vivir con esa persona. Y hay de todo: la anciana que sin ningún pudor se pasea desnuda por casa, el señor que desaparece en cuanto hay algún problema, la que siempre se ofrece voluntaria para los trabajos pero no aparece, y la que carga con todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario