Buscar este blog

lunes, 21 de marzo de 2016

"Tres abuelas y un cocinero muerto" de Minna Lindgren

Siiri, Irma y Anna-Liisa son tres viudas de noventa años residentes en un centro privado de apartamentos para la tercera edad de Helsinki. Más que un nidito acogedor para las personas mayores, resulta un lugar siniestro en el que los ancianos se ven privados de su identidad, rodeados todos los días por enfermeros vagos e inexpertos, y obligados a hacer gimnasia, a asistir a conferencias y a tomar una gran cantidad de medicamentos prescritos por médicos a los que apenas han visto.
Parece que para las tres amigas los días ya solo traerán partidas de cartas, viajes en tranvía y asistencia a funerales. Pero en la residencia se empiezan a producir unos misteriosos asesinatos... y quizá nadie había contado con la curiosidad y el tiempo libre de unas inocentes ancianitas.



Un libro con un estilo casi surrealista, contado desde el punto de vista de una abuela de 94 años, que vive en una residencia de ancianos un tanto peculiar. Y digo peculiar por no decir algo más fuerte. Esa residencia es un infierno. No doy detalles para no estropear la lectura, pero gracias al cielo la mayoría no son así. Ya para empezar, y como aperitivo light, te explican que una de las tarifas es 10  € por bajarte los pantalones y 15 € por subirtelos (y no estoy hablando de arreglos de costura).

Al principio me chocó un poco el libro, porque no sé por qué me había hecho a la idea de que iba a tener un toque cómico, pero cuando me deshice (rápidamente) de esa falsa impresión, enseguida me envolvió con una manta de impotencia, agobio, stress, .... ainss, ¡pobres ancianitas! Y gran autora, que te hace vivir tan intensamente lo que las acontece.

1 comentario:

  1. Hola!
    Más que surrealista, yo lo encuentro más bien realista... en algunos capítulos se ve claramente como los ancianos son incomprendidos entre una sociedad más joven!
    Es una novela agridulce, coincido contigo... Y los precios desorbitantes... pero tengo entendido que los países nórdicos son muy, muy caros!!
    Saludos!! ;)

    ResponderEliminar