Buscar este blog

jueves, 15 de septiembre de 2016

"El aventurero Vivar" de David López

Corre el año 1741. Inglaterra desea las posesiones de España en las Indias, y no dudará en apostarlo todo a la carta ganadora.
Treinta mil hombres y más de cien barcos al mando del almirante Vernon están dispuestos a arrasar las defensas de Cartagena de Indias, la llave de las Américas. Frente a ellos se alzan hombres como Blas de Lezo, Sebastián de Eslava o Carlos Desnaux. Pero es en el campo de batalla donde se decidirá la suerte de los dos imperios. Y allí es donde el aventurero Vivar, informador y soldado al servicio del rey, tiene mucho que decir, y muchas deudas que cobrarse en el invasor inglés. Cínico, desesperado, burlón y suicida las más veces, a través de sus ojos y los de su aliado, el teniente Guillén, se dará cuenta de la guerra que no libraron los generales y coroneles, sino la que tuvo lugar en el barro y la arena de las Indias Occidentales.


Aunque ambientado en la batalla de Cartagena de Indias, en la que Blas de Lezo plantó cara y venció a una flota inglesa muy superior a la suya, en este libro el héroe español es sólo un mero comparsa, estando no ya en un segundo plano, sino en el plano del fondo. Un triste papel para un gran héroe español. Y una decepción para mí, que cuando escogí este libro pensé que tendría más protagonismo.

El libro está protagonizado por Vivar, una especie de James Bond español de la época, cediendo protagonismo en algunos episodios con el joven teniente Guzmán al que veo le espera el mismo destino.

La historia está ambientada en la citada batalla, con el protagonista y su comparsa buscando a un espía inglés infiltrado en el bando español.

Esta búsqueda del espía es acompañada por un viaje al pasado de Vivar, que explica cómo llegó a convertirse en lo que es, alternando episodios en el pasado y en el presente, Somos testigos también del enamoramiento de Guzmán con una joven criolla.

Aunque al principio debo reconocer se me hizo árido, con el tiempo llegó a intrigarme lo suficiente para seguir leyendo. Puedo decir que aunque no sea de mis libros preferidos, se deja leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario