Buscar este blog

viernes, 7 de diciembre de 2018

"Poemas a Milena" de José Carlos Rosales

Poemario escrito por José Carlos Rosales, ganador del Premio Internacional de Poesía Gerardo Diego  2010.


Me lo regalaron en la feria del libro y lo leí pensando que me servía para un reto, aunque no era así. De todas formas, nunca está mal leer un género que no gusta, como en mi caso la poesía, para abrir horizontes literarios.

"De noche sueño con la paz" de Carry Ulreich

Este diario original, sin censurar, de una adolescente judía afincada en la ciudad neerlandesa de Róterdam, arroja una nueva luz sobre la historia de los judíos en la Segunda Guerra Mundial.
Una peripecia vital similar a la de Ana Frank pero «con final feliz», como afirma Carry Ulreich, la autora, sobreviviente que cuenta hoy con noventa años. Un testimonio conmovedor y a la vez esperanzado.
De noche sueño con la paz es un diario cuya existencia se desconocía hasta hace muy poco. Refleja la historia de una joven neerlandesa entre los años 1943 y 1945, escondida también, como Ana Frank, y viviendo bajo una amenaza permanente. Un relato que hace sentir el lector en carne propia lo que la protagonista y su familia pasaron día a día, en los cuales fue tomando notas del horror nazi hasta llenar una libreta y seis cuadernos.
El Dr. Bart Wallet, profesor en la Universidad Libre de Ámsterdam especializado en historia judía, subraya el inestimable valor de los escritos de Carry Ulreich, a quien visitó en Israel -donde ella reside- como editor de este testimonio estremecedor.
Diario escrito por una joven judía durante la ocupación nazi de Holanda. Destaca el gran paralelismo que parece tener su historia con la de Ana Frank: adolescente que se debe esconder durante años junto con su familia para escapar de los nazis. Las grandes diferencias:
- Carry sobrevivió, al contrario que la tristemente finada Ana.
- La historia de Carry discurre en Rotterdam mientras que la de Ana fue en Ámsterdam
- Ana contaba la historia desde la perspectiva de una familia judía liberal, mientras que Carry la cuenta desde el punto de vista de una familia judía ortodoxa.
- El diario de Ana era más intimista, cuenta sus inquietudes íntimas, aunque sin olvidarse de lo que la rodeaba. Mientras que el diario de Carry se recrea en el ambiente, sus relaciones con los demás, los acontecimientos del momento, sin entrar mucho en intimidades, centrándose sobre todo en el contexto histórico, no sólo de la guerra y la ocupación nazi, sino en el devenir de una familia judía ortodoxa implicada en el sionismo, en la creación del nuevo estado de Israel.
Y es este último punto el que me chirría. Lo que cuenta está tan detallado, tan desarrollado, que te hace llegar a pensar que el diario no es fidedigno. No es que dude de la existencia del diario; estoy segura de que es real. Pero me da la sensación de que lo han editado, le han ampliado la información para ofrecer una historia con mayor contexto histórico, lo que ayuda a ver lo que pasaba pero le quita verosimilitud al diario. Esto es sólo mi opinión; lo que la lectura de este libro me ha hecho sentir. 


sábado, 1 de diciembre de 2018

"Cuando el hombre encontró al perro" de Konrad Lorenz

Este libro está dedicado al animal que más creemos conocer y sobre el que, no obstante, tantas cosas nos quedan aún por descubrir. Konrad Lorenz nos conduce aquí hasta los orígenes del "encuentro" entre el hombre y el perro, cuando se estableció la relación entre nuestros antepasados y el chacal y el lobo. 


Ensayo escrito por el zoólogo y catedrático alemán Konrad Lorenz que realiza un estudio sobre los orígenes del perro, su psicología y su relación con el hombre.

Para ser un ensayo la lectura no resulta demasiado pesada; a veces se me ha hecho algo aburrido, aunque no deja de ser interesante.

Pese a todo, le doy nota baja porque el autor deja traslucir sus creencias personales en el ensayo: darwinismo social, virilidad, machismo.... No debemos olvidar que este libro fue escrito en 1949, cuando la visión machista del mundo era mucho más acuciada que ahora; y en Alemania que se convirtió en la capital mundial del darwinismo social.

"La isla de las últimas voces" de Mikel Santiago

Una isla perdida en el mar del Norte.

El temporal se cierne sobre St. Kilda y casi todos han huido en el último ferry. No quedan en la isla más de cincuenta personas, entre ellos Carmen, una mujer española que trabaja en el pequeño hotel local, y un puñado de pescadores. Serán ellos quienes encuentren un misterioso contenedor metálico junto a los acantilados.

Una extraña caja traída por las olas.

A través de unos personajes llenos de matices y secretos, atrapados en el corazón de la tormenta, Mikel Santiago nos plantea la pregunta que sobrevuela cada página de la novela...

¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para sobrevivir?


La historia es un clásico del suspense, una isla aislada por la tormenta donde las emociones y los enfrentamientos se ven enardecidos por la situación. Pero si a eso le añades una misteriosa caja, que parece enardecer aun más los ánimos de los isleños, tenemos entre manos un verdadero polvorín.

El autor se "recrea" en los personajes, sin excederse en descripciones pero mostrándonos su "yo interior", de forma que el lector se identifica con los protagonistas de esta historia claustrofóbica. Y ahí radica la bondad del libro; no sólo en la tensión de la trama, sino en hacer que nos identifiquemos, nos impliquemos emocionalmente con Carmen, Amelia y demás personajes.

Es un libro que me ha gustado más que bastante, pero que aún así me ha dejado con la sensación de que faltaba algo, un no se qué que no sé explicar. Aunque esta sensación puede ser debido a factores externos a la lectura, que me impidieron realizarla de forma continuada.

domingo, 25 de noviembre de 2018

"Segunda antología de sus versos (1941-1967)" de Gerardo Diego


No soy de poesía; sinceramente no me gusta. Pero por un reto tenía que leer un libro de poemas de un autor de mi provincia y he escogido a Gerardo Diego. Os copio aquí unos poemas que me han entrado por el ojo porque hablan de lugares/personajes muy conocidos: Peña Cabarga (vivo justo al lado), el barquillero (que ya no se ven por Santander, pero sí los recuerdan nuestros padres, y las calles que nombra que aún existen), Ciriego (el cementerio de la capital) y la isla de Mouro (nuestra vigía al mar Cantábrico). 



PEÑA CABARGA
A Ricardo Cid

Peña Cabarga, norma humanizada
de mi arte y mi alma en piedra viva,
maestra de la noble perspectiva
siempre fiel de tus valles rodeada.

Ya te me acerques, agria, en la otoñada
si el ábrego te empuja y no derriba,
ya tras la lluvia, ciego, te conciba
o, ausente, palpe tu memoria amada;

ya te cubras de nieblas, te destoques,
nimbada del abril —novia de foques—,
reina de mi paisaje, hermosa y larga;
tu lomo puro y grave -línea, quicio
de mi cielo y mi tierra— te acaricio
y nace el verso así, Peña Cabarga.

BARQUILLERO
A Enrique Vázquez, "Polibio".

Si yo fuera Campoamor,
barquillero,
qué dolora, qué primor
rimaría en tu loor,
camino del Sardinero
—ay túnel de la Cañía—
en el tranvía de Pombo,
barquillero,
para inscribirla en tu bombo,
junto a la luna y el sol
de ama y soldado español.

Barquillero de canela,
tu alta vara de barquillos
sube tan alta, tan alta
que ya la ven los chiquillos
tras el balcón de la escuela,
tan alta que llega a El Alta.

Pintor que pintó tu bombo
y que se quedó tan ancho
no lo cambio yo por Goya,
por Riancho
ni por Sebastián del Piombo,
por Tiepolo y su tramoya,
Venecia, techos ducales,
San Antonio y su cuadrilla.
Otros ángeles chavales
rondan por tu barandilla.

Números, flor de los réditos
desdichas de anfiteatro:
mucho 1 y 2 y hasta 4,
y el 30 y el 20 inéditos.
Cómo rueda la lengüeta
tan soleta,
soletísima— torcida,
saltando de barra en barra.
Cómo al final duda inquieta
y su duda nos desgarra.

Si yo fuera Campoamor,
barquillero,
yo sería tu cantor
de romería y verbena.
Porque te vas por las Landas
llevando el bombo en volandas
de espalda lisa o gibosa
y llegas al Piamonte
y a Flandes y hasta los Andes,
a ti y a tu rueda o rosa
—"Viva la niña rumbosa"—
de horizonte,
camino del Sardinero,
quiero brindarte esta glosa,
barquillero.
CIRIEGO

Quieres tener casa en tu cuna,
en tu ciudad o en su paisaje,
que con los tuyos te reúna
y el mar arrulle en su oleaje.

Casa hacia abajo tienes una,
besan su puerta sol y luna,
lluvia de paz la lava luego,
tierra la arraiga y mar la acuna,
Tus padres duermen en Ciríego.
LA ISLA DE MOURO
A Julio Maruri

Adelantada tú en el mar violento.
se estrella en ti el retumbo de la ola,
que se abre y alza en férvida corola
con raíz de galerna y de tormento.

Sube el globo —tan blanco—, sube lento,
lento, moja el fanal de la farola
—quieto, oh nivel, oh cumbre— y ya se inmola
ya se derrumba turbio y ceniciento.

La catapulta tu perfil socava,
pero tú, isla de Mouro, te alzas brava,
sobre el puntal de arenas y de espumas,
partiendo en dos la enfilación del viaje.
—¿A dónde tú, alma mía, al cabotaje?
—No. Al septentrión de las heladas brumas.



"La lotería" de Shirley Jackson

"La lotería" ("The Lottery", 1948) sugiere la existencia de un tétrico y estremecedor submundo en las pequeñas ciudades de la América profunda. El cuento fue publicado el 28 de junio de 1948 en la revista The New Yorker y dio origen a cientos de conmocionadas cartas por parte de los lectores. 

 

Un relato corto, de apenas 10 páginas , que empieza describiendo un día rutinario en un pequeño pueblecito de Estados Unidos, pero que termina en una lotería terrorífica.

Al principio mi reacción ha sido, ¡pues qué novedad, ya he visto películas y leído libros con esta temática! pero después me fijé en la fecha de publicación del relato y me di cuenta de que este cuento es el origen de esas películas y libros. Para el día actual la historia en sí se queda un poco corta, coja, pero para la época en que se escribió tuvo que ser un verdadero escándalo. 

Ya si nos ponemos a desentrañar la crítica sociológica, el relato da para mucha discusión: la masa contra el individuo, seguir ciegamente una tradición, etc.



"Cuando seas libre" de Maria de la Pau Janer

Una novela cautivadora que enlaza nuestro presente con las leyendas de Las mil y una noches. Una historia de solidaridad entre mujeres que se enfrentan a la adversidad y no se rinden nunca en el camino de la emancipación. Desde los palacios del lejano Bagdad a los escenarios contemporáneos más inhóspitos, las mujeres de esta novela deben pasar una serie de pruebas, vivir pasiones vertiginosas, maravillarse con luminosas promesas, sufrir toda suerte de infortunios, traiciones y desamor. Y nada tan poderoso como la conciencia de ser portadoras de un plan elaborado siglos atrás, de ser las piezas fundamentales para que se cumpla un sueño


El libro alterna pasajes del libro Las mil y una noches con escenas de la trama narrada por la autora, intentando hacer un paralelismo entre las dos historias.

Se me ha hecho eterno, aburrido, y lo he acabado a duras penas sólo por cabezonería. En ningún momento me he sentido atraída por esta historia sin principio ni final, enrevesada y sin visos de un final lógico.