Buscar este blog

sábado, 27 de agosto de 2016

"Mar de nubes" de Mari Jungstedt & Ruben Eliassen

Arguineguín, un pequeño y tranquilo pueblo de Gran Canaria. La joven y hermosa Erika Bergman llega para pasar unos días de descanso en una escuela de yoga dentro de un enclave privilegiado, pero un asesino trunca sus planes y acaba con su vida...
El encargado de la investigación, el comisario canario Diego Quintana, cuenta con la colaboración de Sara Moberg, la intrépida redactora sueca, que lleva más de veinte años viviendo en la isla; y con la del expolicía noruego Kristian Wede, cuya vida privada no pasa por el mejor momento.
Todo son preguntas sin resolver: ¿Qué pasó la noche del crimen? ¿Por qué el asesino engalanó el cadáver como si se tratara de la Venus de Botticelli? Los tres tienen la sensación de que el autor del asesinato quiere desvelar algo a través de la curiosa puesta en escena del crimen, y harán todo lo posible para desenmascarar al asesino.


Pues aquí estoy con esta otra reseña de un libro que se me ha atragantado. En este mes de agosto, con un viaje de una semana a Venecia en el que no leí nada, voy y elijo este libro que se me ha atravesado sin comerlo ni beberlo.

Es un libro de novela negra, en el que una periodista y un agregado de la embajada noruega intentan averiguar quien y por qué asesinó a la joven Erika y sobre todo qué hay detrás de la escenificación del crimen.

Hasta aquí muy bien, parece interesante y con intriga. Pero no. La sinopsis engaña, porque aunque la trama sí es esa, el libro se va tanto por la tangente que pierde toda la intriga. Los distintos capítulos son tan inconexos que te pierdes y sólo pasado la mitad del libro.... te das cuenta que narran hechos en distintas líneas temporales, con años de diferencia. Y cuando te das cuenta de eso, descubres quién es el asesino y sus motivos, y aun falta la mitad del libro. Un chasco, vamos.

Si a eso añadimos que los protagonistas no me han entrado, pues apaga y vámonos. La autora se centra en Sara, la periodista, insoportable, siempre quiere ser la protagonista, aprovechándose de todo y de todos. Para descargo, al final toma algo más de protagonismo, Kristian, el agregado de la embajada, que pone el único punto de "interés" del libro con su pasado tormentoso.

En resumen, tal vez no fuera el momento, pero el libro me ha decepcionado mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario