Buscar este blog

miércoles, 8 de junio de 2016

"La loba de al-Ándalus" de Sebastián Roa

Mardanish, rey musulmán de toda la zona del Levante, trata durante toda su vida de contener el avance de los aragoneses por el norte y de los almohades fanáticos por el sur, mientras establece relaciones de amistad y protección mutua con el monarca de León y Castilla y muchos otros nobles cristianos. Pero a pesar de su valentía y continuas batallas, finalmente no es capaz de impedir la invasión de los musulmanes del norte de África. La loba de al-Ándalus es el relato de los hechos reales que sucedieron en un momento decisivo para nuestra historia. La semblanza del rey Lobo, un personaje injustamente relegado, y la invasión almohade, el mayor peligro al que se vieron sometidos los cristianos de la Reconquista. Una lucha de poder narrada con lenguaje directo, sencillo y evocador, que alterna la acción con el romanticismo y la intriga en una época de héroes, trovas, grandes batallas, fidelidad y traición, muertes trágicas y pasiones desbocadas. Un hito épico en el que se decidió el destino de lo que después se llamaría España.


Un buen libro, un pedacito de nuestra historia. Cuenta la historia de Mardanish, el rey lobo, rey de Al-Andalus, que se enfrentó con todo lo que tenía y lo que no a los fanáticos almohades. Es la historia de Zobeida, su esposa favorita, que sacrificó todo por su amor a su esposo y a su tierra. Pero sobre todo es la historia de Al-Andalus y del fin de un sueño.

La historia está contada desde varios puntos de vista. No sólo desde el punto de vista de Mardanish o de Zobeida, también desde la perspectiva almohade, siendo cada capítulo una escena de cada facción.

El libro me ha gustado mucho, pero cometí el gran error de leer antes la segunda parte "El ejército de Dios", con lo que me perdí parte de la frescura del "primer amor" a una historia.


2 comentarios:

  1. Me lo apunto que para esta casilla aun no he encontrado nada. Besinos.

    ResponderEliminar
  2. He visto este libro por bastantes sitios pero, por lo que sea, no me acaba de convencer. Pero como título es realmente sugerente. Un beso.

    ResponderEliminar