Buscar este blog

sábado, 22 de octubre de 2016

"El niño de la maleta" de Lene Kaaberbol | Agnete Friis

Nina Borg, una enfermera entregada y con una gran conciencia social, ve cómo la estabilidad de su vida se tambalea cuando recibe la llamada de Karin, una amiga también enfermera que le pide un favor aparentemente sin complicaciones: que vaya a recoger una maleta en la estación de trenes de Copenhague. Su sorpresa es mayúscula cuando, al abrir la maleta, descubre que contiene... un niño.

Al mismo tiempo, en Lituania, el pequeño Miklas ha sido secuestrado. Su madre, Sigita, se despierta en un hospital con claros síntomas de intoxicación etílica. Ella no recuerda haber bebido, pero la policía no la cree. Ante la insistencia de Sigita y el descubrimiento de pruebas que respaldan su versión, las autoridades lituanas no tendrán más remedio que tomarse muy en serio su denuncia. Por otro lado, Nina se ve muy pronto atrapada por una peligrosa red criminal que pone en peligro su propia vida.

Una novela negra fuera de lo común, que se centra más en los problemas emocionales y traumas de los protagonistas que en lo que le ha pasado al niño.

Un libro que causa al lector desasosiego, en el que una protagonista disfuncional emocionalmente se encuentra con un niño abandonado dentro de una maleta, al que busca desesperadamente una madre, con un pasado emocional duro. Si le añadimos un matón con tendencias psicópatas, un ricachón obsesionado con la aprobación del suegro, ..., este libro más parece un compendio de la consulta de un psiquiatra, que una novela negra.

Y ahí está el problema, la autora se centra tanto en describir los problemas de cada uno de los personajes, que entra en el tema de la trata de blancas y lo deja, en el tráfico de niños y lo deja. Vamos, que parece querer abarcar un sinfín de temas sin llegar a ninguna parte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario