Buscar este blog

sábado, 15 de julio de 2017

"La menorah de Petra" de Carlos Díaz Domínguez

En 1967 Araceli Artigas es seleccionada para formar parte de un grupo de arqueólogos que, financiados por la UNESCO, van a realizar la excavación más importante efectuada hasta la fecha en la ciudad jordana de Petra.

A medida que transcurren los días, la convivencia en el grupo de los investigadores elegidos se irá tensando a la vez que iremos conociendo su pasado, sus auténticas personalidades y las verdaderas razones que los han llevado a viajar a Oriente Próximo.

Pero ni Araceli ni el resto de sus compañeros saben que sus vidas están a punto de sufrir un trascendental giro: la Guerra de los Seis Días, la contienda que más ha marcado el conflicto árabe-israelí, está a punto de estallar.

Buscaremos las respuestas en las arenas del desierto y en los intrincados callejones de Jerusalén, y las hallaremos en La menorah de Petra.

Cuando cogí este libro la sensación que tenía era muy rara: me atraía, pero a la vez me daba la sensación de que no me iba a gustar. Y en esta ocasión mi instinto no se equivocaba; he terminado el libro por simple "cabezonería".

El libro quiere contar la historia de una arqueóloga española que junto con otros profesionales de distintas nacionalidades va a una excavación arqueológica sin precedentes en Petra justamente en las semanas previas a la guerra de los seis días. Y digo quiere porque ni se centra en la excavación, ni se centra en la guerra, ni en nada en particular.

No se centra en la excavación, ya que en vez de explicar o narrar los diferentes hallazgos, la forma de trabajar, etc, se centra en un sacerdote que se lía con una chica. la arqueóloga que se lía con un mandatario árabe, etc.

No se centra en la guerra, porque para hacerlo tienes que explicar bien el trasfondo político de la situación y no limitarte a hacer un panfleto propagandístico de la causa árabe.

El final surrealista, que no voy a contar, fue la gota que colma el vaso, aunque reconozco que los últimos capítulos son los que más me han "gustado", por decirlo de alguna forma. Por lo menos consiguió animarme a terminar el libro, a ver por dónde salía.

El estilo tampoco me ha hecho mucha gracia. Para el tipo de novela que es, el estilo de algunas descripciones es demasiado "rimbombante".

1 comentario:

  1. Qué lastima, por el tiempo y las ilusiones desperdiciadas. Gracias por la información. Besos

    ResponderEliminar