Buscar este blog

sábado, 5 de noviembre de 2016

"La ciudad contra Kowalsky" de Ellery Queen

¡Que lo linchen! El cadáver de la frágil Fanny Adams todavía está caliente cuando la sed de venganza se apodera del pueblo de Shinn Corners. La única artista y benefactora del pueblo ha aparecido con el cráneo destrozado y sus vecinos exigen "ojo por ojo".

Poco importa que no haya huellas dactilares, ni manchas de sangre, ni testigos. Todas las sospechas recaen sobre Josef Kowalsky, un vagabundo forastero que es detenido con una cantidad de dinero en los bolsillos idéntica a la que la víctima guardaba en su casa.

Solo dos personas parecen no haber sucumbido a la horda vengativa: el juez Lewis Shinn y su sobrino Johnny. La cosa apesta a montaje. Ambos organizarán el teatro judicial más absurdo para exonerar a un Kowalsky que ya está con un pie en el patíbulo.


Una anciana asesinada en un pueblecito perdido en la Nueva Inglaterra puritana, en un Estados Unidos recién salido de la guerra de Corea. Un vagabundo, y además extranjero. Una población inculta, fanática, convencida de que ellos son los más indicados para decidir quién es el culpable, al que ya han señalado. Y sólo dos personas, un juez retirado y un exmilitar para evitar un linchamiento.

Un libro lento, pausado, pero que casi sin notarlo te atrapa, no sólo para saber quién es el culpable (lo sospeché casi desde el primer momento), sino por cómo el juez y su sobrino pueden evitar un linchamiento, en un juicio esperpéntico e hilarante, a la vez que surrealista (el juez hace de fiscal, un jurado de testigo, ....). Resultando además en un estudio de la idiosincrasia de una población aislada en sus costumbres y tradiciones, con poca cultura, y recelosos de todo extranjero (considerando extranjero a toda persona de fuera del pueblo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario