Buscar este blog

jueves, 16 de abril de 2015

"Hetty" de Hetty Verolme

1943, Bélgica. Hetty Verolme solo tiene doce años cuando los nazis la deportan, junto con su familia, al campo de concentración de Bergen-Belsen, el mismo donde falleció Ana Frank. Pero Hetty no pierde su ánimo, y actúa como una madre para todos los niños del campo, recordando a los pequeños que la vida, incluso en medio del horror, sigue siendo bella. Una sorprendente y extraordinaria historia real: la de la lucha por la supervivencia de un grupo de niños en un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Esta narración autobiográfica muestra el rol maternal adoptado por Hetty Verolme, adolescente entonces, durante su reclusión en el campo, y revela cómo ella y sus hermanos superaron toda suerte de adversidades tras ser separados de sus padres y confinados en la Casa de los Niños en Belsen, Alemania. Un documento que aborda una vertiente desconocida del Holocausto, esta conmovedora obra revela la tenacidad y el espíritu invencible de la infancia.

Hetty Verolme nació en Bélgica en 1930. En 1931 su familia se trasladó a Amsterdam, pero su mundo cambió para siempre cuando la II Guerra Mundial estalló en 1939 y los alemanes ocuparon los Países Bajos en mayo de 1940. En 1943 Hetty y su familia fueron enviados al campo de concentración nazi de Bergen-Belsen, experiencia que más tarde recogería en su obra literaria. Después de sobrevivir a la guerra y de trabajar por un tiempo en la industria de la moda, en 1954 emigró a Australia. Desempeñó muchos oficios, de camarera a conductora de autobús, de vendedora al por menor de puerta a puerta al de agente inmobiliaria. Finalmente se estableció como una exitosa impulsora de centros comerciales y grandes superficies. En 1972 Hetty fue distinguida con el premio al Más Exitoso Inmigrante, y en 1977 fue nombrada miembro del Consejo Australiano de Asuntos Étnicos. Durante años ha participado activamente en una amplia gama de organizaciones comunitarias y con fines caritativos.


Con un lenguaje sencillo, un estilo ágil y directo, casi como si nos lo estuviera contando en persona, Hetty narra su vida y la de su familia en el campo de concentración Bergen-Belsen.

Un relato corto, sencillo pero directo. Impresiona la fuerza que tienen los niños, la maldad de algunas personas y cómo incluso en sitios tan horribles hay lugar para la amistad, el valor y la buena voluntad.

Narrado en primera persona, te hace partícipe desde el primer momento de su historia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario