Buscar este blog

jueves, 9 de julio de 2015

"Un verano en el paraíso" de Miranda Beverly-Whittemore

Mabel Dagmar, becada en una prestigiosa universidad de la Costa Este, se sorprende cuando hace amistad con su compañera de cuarto, la preciosa heredera de sangre azul, Genevra Winslow. Ésta, invita a Mabel a pasar el verano en Bittersweet, una casa de campo en la finca de Vermont, donde su familia ha participado de la celebración de la corte por más de un siglo; es el tipo de lugar donde los niños giran bengalas sobre el césped durante la hora del cóctel. Mabel se enamora de la medianoche, del persistente olor en el aire, de la vida adinerada y de todo lo que siempre ha querido: la riqueza, la amistad y un novio.

Pero a medida que Mabel disfruta de la vida que siempre ha querido, hace un terrible descubrimiento que le conduce a la revelación de la verdadera fuente de la fortuna de los Winslow. Mabel debe elegir: o exponer la fealdad que la rodea y sufrir la expulsión del paraíso, o guardar los secretos oscuros de la familia y redefinir lo que es bueno y lo que es malo, en el interés de lo que puede ser la suya.


Libro de narrativa pura y dura, en el que sin darte cuenta te ves atrapado con los secretos de la familia Winslow y los de la propia Mabel. Aunque no es un libro de intriga, tiene un cierto aire de misterio que te obliga a seguir leyendo y desentrañando los entresijos de esa familia singular.

Está bien escrito, contado siempre en primera persona por Mabel, una chica de origen humilde, acomplejada y con un misterio en su pasado que aún le influye en su vida presente. Al ser invitada por Eve Winslow (su compañera de habitación en la universidad) a pasar el verano con su familia, se ve envuelta en una red de mentiras, secretos e hipocresía: una tía vieja chiflada, una madre fría y calculadora, tíos y primos que no se hablan aunque veraneen juntos, .... Vamos, un primor de familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario