Buscar este blog

miércoles, 10 de junio de 2015

"Barrabas" de Sean Young

Durante generaciones, el pergamino de cobre ha permanecido enterrado, ocultando el tesoro que protege y la profecía que contiene.
Ahora, ese secreto está a punto de ver la luz. En las manos adecuadas, el pergamino podría liberar a la ancestral Israel de la ocupación romana, pero su uso inapropiado podría destruirla. Tras presenciar el asesinato de su padre a manos de los soldados romanos y el saqueo de su tierra natal, Barrabás, un guerrero zelote que juró proteger el pergamino, se ha convertido en un individuo deshecho, tanto física como emocionalmente. Su anhelo de venganza y de sangre romana, su amor por una pacifista y su compromiso hacia el misterioso pergamino, lo arrastran en direcciones radicalmente opuestas. Muerte y traición aguardan a la vuelta de cada esquina mientras Barrabás persigue una verdad cuyo significado más profundo aún debe conocer: la fuerza que dirige sus pasos y que en última instancia le exigirá el mayor sacrificio que se le puede pedir a un hombre.


Un libro decepcionante. Una novela histórica (sin profundizar en la historia) que quiere ser de aventuras sin llegar a serlo, romántica de forma poco creíble, misterio que no llega a serlo. Vamos, un querer y no poder.

El protagonista y demás personajes se pasan tres cuartas partes del libro buscando un pergamino secreto, que oculta un gran tesoro y sobre todo una profecía para el pueblo judío. Pues fue encontrarlo y perder toda importancia la susodicha profecía. Aparte de que realmente tampoco crea un interés por saberlo, la verdad.

La historia entre Barrabás y la chica (ni me acuerdo como se llama) es un bodrio (perdón por la palabra). No hay historia y punto.

De aventuras, bueno, Barrabas se pasa el libro escapando (será muy buen guerrero, pero le capturan cada dos por tres), y los romanos obsesionados con cogerle. Pero ahí queda. Tampoco desarrolla gran cosa.

Ha querido abarcar tanto que se ha quedado en nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario