Buscar este blog

lunes, 11 de mayo de 2015

"Lo que el hielo atrapa" de Bruno Nievas

Londres, agosto de 1914. Ernest Shackleton, tras haber fracasado en su intento de alcanzar el Polo Sur en dos ocasiones, intenta reunir fondos para llevar a cabo la única gesta que queda por realizar: atravesar la Antártida. Sin embargo, los rumores de guerra son inequívocos y la expedición parece condenada antes de partir. No lejos de su despacho, en el East End, Zara Foley trata de ocultarse. Un acto terrible e imperdonable la persigue, junto a toda la policía de Londres. Huyendo de la miseria, el hambre y el cadalso, se da de bruces con Shackleton… y con una posible escapatoria a la horca. 
Lo que el hielo atrapa es una novela de aventuras que traslada al lector del Londres de inicios del siglo XX a la Antártida, a bordo de la última gran expedición romántica del hombre, y en la que algunos de sus participantes encontraron algo más que a sí mismos. 

Un gran libro de aventuras, de superación de adversidades y peligros, de compañerismo y buen liderazgo, y por increíble que parezca basado en su mayor parte en un hecho real. Pues casi todo lo que cuenta Bruno Nievas en este magnífico libro es cierto; con cierta licencia "artística" al crear el personaje de Zora, lo que no desmerece en nada la historia.

El libro narra, de una forma amena, la historia de la Expedición Trans-antártica organizada y dirigida por Ernst Schackleton, que quedó atrapada en el hielo durante más de dos años. Pero gracias al buen liderazgo de Shackleton, y al trabajo de un gran equipo, todos sobrevivieron al desastre. Convirtiendo lo que parecía un fracaso en un gran ejemplo de heroísmo y liderazgo.

Una de las pocas licencias que se ha permitido el autor es la creación del personaje de Zora, que queda muy bien encuadrado en la historia.








No hay comentarios:

Publicar un comentario